CATY: VOCACIÓN DE SERVICIO

   El viernes 20 de marzo, a pocos días de cumplir sus 83 años de vida, nos visitó en la institución Catalina Ruiz ("Caty"), una laica consagrada que, desde hace aproximadamente 40 años, trabaja incansablemente para ayudar a la gente del Barrio Stella Maris.

   Trajo consigo un mensaje de amor, de respeto a "los hermanos" y una de ayuda al prójimo, de tolerancia, de perdón. Solicitó a los jóvenes que piensen siempre en los demás y se comprometan, ya que es allí donde van a encontrar uno de los fundamentos para la vida en sociedad.

   Desde el VIAE se permanece atentos a las necesidades que Caty va manifestando. Es por eso que se comienzan a planificar una serie de acciones en las que nuestros jóvenes tendrán activa participación voluntaria, motivados por la posibilidad de ayudar, de la mano de "Juntos por un corazoncito feliz" (una ONG que comienza a dar sus primeros pasos en este sentido).

   Trabajar por el otro y con el otro para construir un sociedad inclusiva, en la que todos tengamos un lugar...